miércoles, 10 de mayo de 2017

¿EL CALENTAMIENTO GLOBAL Y LOCAL
 ES IRREVERSIBLE?

Boletín Junta Cívica Paraje El Pinar No. 46 Mayo de 2017 (Medellín-Colombia)

El clima como bien común

(Palabras del Papa Francisco, a manera de editorial):

El clima es un bien común, de todos y para todos. A nivel global, es un sistema complejo relacionado con muchas condiciones esenciales para la vida humana. Hay un consenso científico muy consistente que indica que nos encontramos ante un preocupante calentamiento del sistema climático. En las últimas décadas, este calentamiento ha estado acompañado del constante crecimiento del nivel del mar, y además es difícil no relacionarlo con el aumento de eventos meteorológicos extremos, más allá de que no pueda atribuirse una causa científicamente determinable a cada fenómeno particular. La humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo, para combatir este calentamiento o, al menos, las causas humanas que lo producen o acentúan. Es verdad que hay otros factores (como el vulcanismo, las variaciones de la órbita y del eje de la Tierra o el ciclo solar), pero numerosos estudios científicos señalan que la mayor parte del calentamiento global de las últimas décadas se debe a la gran concentración de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano, óxidos de nitrógeno y otros) emitidos sobre todo a causa de la actividad humana. Al concentrarse en la atmósfera, impiden que el calor producido por los rayos solares sobre la superficie de la tierra se disperse en el espacio.

Esto se ve potenciado especialmente por el patrón de desarrollo basado en el uso intensivo de combustibles fósiles, que hace al corazón del sistema energético mundial. También ha incidido el aumento en la práctica del cambio de usos del suelo, principalmente la deforestación para agricultura.

Por eso se ha vuelto urgente e imperioso el desarrollo de políticas para que en los próximos años la emisión de dióxido de carbono y de otros gases altamente contaminantes sea reducida drásticamente, por ejemplo, reemplazando la utilización de combustibles fósiles y desarrollando fuentes de energía renovable (Encíclica Laudato Si).


¿El calentamiento global y local es irreversible?

Colaboración de: Carlos Arturo Cadavid Valderrama










El miércoles 22 de marzo se decretó por primera vez este año la alerta roja fase I por la contaminación del aire del valle de Aburrá. Foto:Jaiver Nieto / EL TIEMPO


No es sencillo en términos comunitarios y breves abordar la amenaza que representa para la especie humana los cada vez más graves fenómenos relacionados con el cambio climático, el calentamiento global y la contaminación ambiental: todos la estamos sintiendo ya en Medellín desde hace varios años y sus perniciosas secuelas de altas temperaturas, polución, enfermedadesno disminuirán, pese a las medidas que se han adoptado, tanto porque son insuficientes y pírricas en una ciudad cuyo modelo de desarrollo está diseñado en el POT para el negocio y no para las gentes (Ver Boletín No, 45, abril 2017) y que hacen que no solo el derecho a la ciudad sino también el clima como bien común sean derechos fundamentales que debemos poner en las agendas populares.

Desde hace años debió,la clase política y los gobiernos nacional y locales, que son quienes toman las decisiones ylas puede imponer, encender la alarma y decretar la emergencia roja general permanente, y estar adoptando una capacitación masiva yusando todos los medios posibles, toda la tecnología existente con la inversión necesaria para mitigar estos fenómenos, en lugar de estar promoviendo por acción y omisión que se sigan causando daños irreversibles al ambiente del campo y la ciudad. Al lado de las medidas de emergencia ambiental por los altos grados de contaminación urbana y calor, se promocionan ferias de vehículos de dos y más ruedas a gasolina y diésel, que ya están desautorizados en otros continentes. “En la última década la cantidad de autos que circulan por el Valle aumentó un 304 por ciento, pasando de 478.000 automotores en el 2005 a una cifra de 1'453.000 en el 2016. Por otro lado, más del 50 por ciento del parque automotor de la ciudad tiene más de 15 años de antigüedad, lo que los hace más contaminantes (El Tiempo, Redacción Medellín,  23 de marzo 2017).


Consideramos que el compromiso de Colombia de reducir un 20% la emisión de gases efecto invernadero para el año 2030, se queda corto, pues la realidad muestra que ni siquiera se va acumplir este porcentaje. Las tragedias de Mocoa y de Manizales, tienen nombre de pobreza pero también de irresponsabilidad por la agresiva deforestación que se permite y evidencian la relación entre cambio climático, deforestación y desastres.

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a nivel mundial están creciendo exponencialmente: Al momento de publicarse este boletín alcanzarán la cifra aterradora de 408 partes por millón en la atmósfera terrestre, lo cual se puede observar en línea en este enlace: https://www.co2.earth/earths-co2-main-page.

La ONU se pronunció con inusitada alarma desde diciembre pasado: "Si no comenzamos a adoptar medidas adicionales a partir de ahora, terminaremos llorando ante una tragedia humana evitable", declaró Erik Solheim, director del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (El Espectador, Medio Ambiente. 3 Nov 2016).


Con las siguientes reflexiones y unas breves respuestas tomadas de uno de los mejores informes didácticos elaborados por especialistas colombianos, queremos tratar el asunto por segunda ocasión en este medio comunitario. Esperamos sirva de concienciación sobre los peligros que se ciernen sobre nosotros pero especialmente sobre las nuevas generaciones a quienes les dejamos un planeta en estado agónico que puede morir sino se toman ya mismo acciones más radicales para disminuir las emisiones de los gases de efecto invernadero, principalmente, y no cambiamos de hábitos de vida y de consumo de inmediato.

Aconsejamos buscar y leer este documento,Cambio climático: lo que está en juego, escrito por Manuel Rodríguez Becerra, Henry Mance, Ximena Barrera Rey y Carolina García Arbeláez, actualizado al 2015 y publicado porForo Nacional Ambiental, Universidad de Los Andes, WWF Colombia y Fundación Fredrich Ebert Stiftung (www.wwf.org.co).

1 ¿Qué tan seguros estamos del fenómeno de cambio climático?

Una evidencia científica internacional abrumadora señala que, desde 1750, el planeta está experimentando un calentamiento neto y que, durante el presente siglo, continuará calentándose a consecuencia de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) producidas por la acción humana, en particular, la procedente del consumo de petróleo, gas natural y carbón. Este es, sin duda, el problema más grave en el campo ambiental y, según muchas autoridades, la mayor amenaza global para el desarrollo. En esta sección se exponen las causas del fenómeno y se examinan las razones y sinrazones de quienes no creen en el calentamiento global.

El calentamiento en el sistema climático es inequívoco y, desde la década de 1950, muchos de los cambios observados no han tenido precedentes en los últimos decenios y milenios. La atmósfera y el océano se han calentado, los volúmenes de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar se ha elevado y las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado”. Así resumió en 2014 la evidencia con que se cuenta la entidad científica más importante en la materia, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por su nombre en inglés).

¿Cuáles son los otros gases de efecto invernadero? El dióxido de carbono (CO2) no es el único gas de efecto invernadero. Además del CO2, hay otros siete GEI: 1) el metano (CH4); 2) el óxido nitroso (N2O); 3) los fluorocarbonados (CCL2F2); 4) los hidrofluorocarbonados (CCl2F2); 5) el perfloroetano (C2F6); el 6) hexafluoruro de azufre (SF6); y 7) el vapor de agua.

Es evidente que si se hubieran tomado las medidas aconsejadas por la comunidad científica a partir del momento en que se acordó la Convención Marco de Cambio Climático de las Naciones Unidas en 1992, la magnitud del problema actual y proyectado sería mucho menor.

2 Los impactos  globales y locales: más allá de los osos polares

Los impactos del calentamiento global se perciben con frecuencia como una cuestión del futuro lejano o como si, en la actualidad, solo estuviesen afectando algunas especies de animales que habitan en el Ártico. De hecho, los efectos del cambio climático ya son evidentes en todos los países y en Colombia también.

Casi todas las personas a quienes usted pregunta si creen que el clima ha cambiado en las últimas décadas, le responderán afirmativamente y le darán muchos ejemplos” (James Lovelock, científico británico, autor de la Hipótesis Gaia).

Que el planeta Tierra no traspase el umbral de 2 °C de calentamiento –la meta global que los Gobiernos se propusieron– sería una buena noticia puesto que más allá es altamente peligroso. Pero tampoco nos dará tranquilidad pues los impactos en ese nivel son considerables. Un mundo con 2 °C de aumento promedio de la temperatura producirá graves daños en Latinoamérica y el Caribe, entre otros.

¿Y si se detiene la emisión de gases de efecto invernadero en forma tal que no se sobrepase el límite de los 2 °C, los impactos se detendrán o retrocederán? No. De acuerdo con la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (2011), “el cambio climático que ocurre como consecuencia de los incrementos de dióxido de carbono persistirá por miles de años, aún si las emisiones se detienen en cualquier momento en el tiempo. La literatura científica reciente ha mostrado que la contribución al calentamiento global causadas por CO2 antropogénico puede estar directamente relacionado con las emisiones acumulativas de dióxido de carbono.”

3 ¿A qué se comprometió Colombia en mitigación?

Colombia se comprometió a reducir el 20% de sus emisiones de GEI para 2030, a partir de un escenario inercial –business as usual–. Esto quiere decir que el país tomó como punto de referencia el inventario de emisiones nacionales de 2010 y proyectó cómo crecerían sus emisiones si no se tomaran medidas de mitigación. Con base en esa proyección, creó un escenario para 2030; la reducción de 20% es sobre ese escenario proyectado. Igualmente, Colombia se comprometió a aumentar esta meta a 30% si contaba con cooperación internacional.

Conclusión:

En últimas, se ha estado dilatando una solución. Esto significa que los impactos que le legaremos a los jóvenes de hoy y a las generaciones futuras como consecuencia del calentamiento global serán muchos mayores, en comparación con los que hubieran ocurrido si hubiéramos actuado a tiempo. El reto no es salvar al planeta, como muchos afirman erróneamente, sino proteger la especie humana y asegurar su bienestar. Y es que como lo ha subrayado el Papa Francisco en su encíclica: “El cambio climático es un problema global con graves dimensiones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas, y plantea uno de los principales desafíos actuales para la humanidad. Los peores impactos probablemente recaerán en las próximas décadas sobre los países en desarrollo”.

 Los problemas ambientales y su importancia

Colaboración de: María Isabel Muñoz Sepúlveda

Introducción


La contaminación del medioambiente constituye uno de los problemas más críticos en el mundo y es por ello que ha surgido la necesidad de la toma de conciencia y la búsqueda de alternativas para su solución. Este tema está relacionado con la investigación de los problemas ambientales , su importancia, su origen y las posibles soluciones, con fin de crear inquietudes que favorezcan la toma de conciencia de este problema y en lo posible, el desarrollar actividades que contribuyan con el control de la contaminación de nuestro medio ambiente


Los problemas ambientales no se pueden analizar ni entender si no se tiene en cuenta una perspectiva global, ya que surgen como consecuencia de múltiples factores que interactúan. Nuestro modelo de vida supone un gasto de recursos naturales y energéticos cada vez más creciente e insostenible. Las formas industriales de producción y consumo masivos que lo hacen posible suponen a medio plazo la destrucción del planeta. 

Algunos efectos de la crisis ecológica ya están claramente perceptibles: aumento de las temperaturas, agujero en la capa de ozono, desertificación, acumulación de residuos radiactivos, extensión de enfermedades como el cáncer o la malaria, insalubridad del agua dulce, inseguridad alimentaria, agotamiento de los recursos renovables y no renovables, etc.

El despilfarro de unas sociedades repercute directamente en la pobreza de otras y contribuye al deterioro ambiental general. Es sabido que con sólo el 23% de la población mundial, los países industrializados consumen el 80% de la producción mundial de energía comercial, el 79% del acero, el 85% del papel y el 86% de los Metales no ferrosos.

Las empresas transnacionales promueven un desmesurado crecimiento del transporte de mercancías a grandes distancias -causando enormes emisiones de CO2, la construcción de infraestructura de transporte y una mayor dependencia de la extracción de recursos petrolíferos.

El aumento generalizado de las demandas de transporte es preciso satisfacerla con grandes infraestructuras que permitan un funcionamiento fluido de la economía mundial y, al mismo tiempo, incentiva los procesos de urbanización y extensión de la movilidad motorizada.

En paralelo con el intenso crecimiento de población, se aceleran los procesos de concentración urbana, particularmente en los países del Sur donde el 90% del crecimiento poblacional tendrá un carácter urbano. La población urbana mundial pasará de 2.000 millones en 1985 a 5.100 millones en el 2025.

Hay que tener en cuenta que los límites de los recursos naturales (petróleo, madera, minerales, biodiversidad, etc.) indican que el actual modo de vida y el modelo de ciudad son insostenibles. El consumo en constante expansión somete a tensión al medio ambiente, con emisiones y derroches que contaminan la tierra y destruyen los ecosistemas.

Aumento del Efecto Invernadero:
El efecto invernadero es un fenómeno natural de la atmósfera que consiste en que la energía solar que llega a la tierra, al tomar contacto con el suelo, se refleja sólo en parte, siendo el resto absorbida. El efecto de esta absorción es un calentamiento y se manifiesta por una irradiación de energía hacia la atmósfera. Sin embargo, al viajar hacia la atmósfera se encuentra con gases que actúan de freno, produciéndose la vuelta hacia la tierra y evitando que la energía se escape en su totalidad hacia el exterior calentado más el suelo del planeta.

La actividad humana, con el uso de combustibles fósiles (petróleo, carbón, gas natural) está variando este equilibrio natural, produciendo la emisión de gases de invernadero (las emisiones anuales de dióxido de carbono CO2 se cuadruplicaron en los últimos cincuenta años) que, junto con otros provenientes de otras actividades, provocan el recalentamiento mundial de la atmósfera, que está generando una ruptura de los equilibrios naturales.   Algunos de los efectos son:

Cambio Climático:
Lo que supone una grave amenaza para las cosechas, inundaciones, aumento de la frecuencia de las tormentas y las sequías, aceleración de la extinción de especies, difusión de enfermedades contagiosas. La generación de energía y el transporte motorizado son las causas más importantes del efecto invernadero. En España el promedio cada persona son 8,2 toneladas de CO2 por año.

El agujero de la Capa de Ozono:
El ozono es el gas encargado de la protección de la Tierra contra las radiaciones ultravioletas. La introducción de nuevos compuestos artificiales (como los clorofluorocarbonos o CFCs, presentes en los aerosoles y aparatos de refrigeración), así como de fertilizantes, reducen la concentración de ozono en la atmósfera, lo que hace que penetren más cantidad de rayos ultravioletas. Esto provoca graves consecuencias para el desarrollo de la vida vegetal y animal, pudiendo producir mutaciones genéticas, y cáncer de piel en las personas.

La lluvia ácida:
Los óxidos de nitrógeno y azufre, emitidos por las industrias y automóviles a la atmósfera, reaccionan con el vapor de agua para formar ácido nítrico y ácido sulfúrico. Estos ácidos caen sobre la tierra en forma de lluvia, produciendo la acidificación de los suelos y aguas, pérdida de zonas de cultivo, muerte de bosques, etc.

Contaminación de Aguas y Suelo:
Esta se está debiendo tanto a los vertidos urbanos, industriales y ganaderos, como a la utilización de pesticidas y fertilizantes en la agricultura intensiva. Además la explotación y el transporte de recursos naturales (petróleo, oro, carbón, mercurio, metales, etc.) son enormemente contaminantes. Para conseguir un anillo de oro es necesario sacar 4.000 kilo de tierra. La erosión y la salinización del suelo siguen siendo problemas graves.

Contaminación del Aire:
El aumento de tráfico origina "smog" (polución) con la consiguiente amenaza para la salud humana (graves problemas respiratorios) y la vegetación. Las concentraciones más altas se registran a lo largo del verano. Los datos muestran que una gran mayoría de ciudades superan los valores permitidos para no poner en riesgo la salud humana. Cerca de 25 millones de personas en Europa sufren episodios de niebla tóxica invernal y cerca de 40 millones están expuestas a la niebla tóxica del verano.

Deforestación:
La deforestación es la pérdida de bosques, lo que tiene graves consecuencias, como son la erosión del suelo debido a la falta de vegetación, la pérdida de terreno fértil, ya que se pierden los nutrientes del suelo, la pérdida de flora y fauna, interrupción del ciclo del agua o el aumento de los niveles de CO2 cuando se queman los bosques. Una sexta parte de la superficie terrestre del mundo se ha degradado como resultado de la ganadería intensiva y de malas prácticas de cultivo agrícola. Si sigue el actual ritmo de tala de árboles en el Amazonas, nuestro “pulmón verde” más importante del mundo desaparece en 40 años.

Erosión - desertificación del suelo:
El proceso de deforestación está íntimamente ligado al de la erosión y desertificación, que supone una pérdida irreversible de la fertilidad del suelo. Pero la infertilidad del suelo, que provoca su desertificación, también puede estar causada por el uso excesivo de fertilizantes y pesticidas en la agricultura o por la acumulación de residuos de todo tipo.

Producción de Residuos:
Otro problema es el tipo de residuos que se producen y su acumulación. Hay un incremento en la cantidad de basuras y desechos, tanto domésticos como industriales (mención especial merecen los residuos nucleares y tóxicos por su peligrosidad y no descomposición durante mucho tiempo).
En los países industriales la generación per cápita de desechos se ha casi triplicado en los últimos 20 años. Cada año se producen 400 millones de toneladas de residuos tóxicos. El reducir la cantidad de residuos y evitar su acumulación son medidas necesarias pero no son llevados a la práctica, en cambio sigue dominando la opción más económica: los vertederos.

Agotamiento de los Recursos Naturales:
En la actualidad, 38 países del mundo sufren una escasez de agua dulce, 1.200 millones de personas no tienen acceso a agua potable, 2.400 millones están sin saneamiento. Delos 4.000 millones de casos de diarrea cada año, 2,2 millones de personas se mueren innecesariamente. La calidad de las aguas se ve amenazada por las altas concentraciones de productos químicos (nitratos, plaguicidas, metales pesados, hidrocarburos clorados, fosfatos de los detergentes etc.) de la agricultura, la industria y los usos domésticos, con el consiguiente riesgo para la salud humana.

Pérdida de Biodiversidad y de espacios Naturales.
Las especies silvestres se están extinguiendo de 50 a 100 veces más rápido que su tasa natural de extinción por la presión de las actividades humanas (agricultura intensiva, actividades de explotación de los bosques, pesca intensiva, urbanización, desarrollo de infraestructuras, contaminación). Si estas especies se pierden, las consecuencias más inmediatas son la ruptura del equilibrio de los ecosistemas y del equilibrio planetario y a más largo plazo, la perdida de información genética. Así por ejemplo las existencias de peces se están reduciendo: cerca de la cuarta parte está actualmente agotada o en peligro de agotamiento y otro 44% se está pescando hasta llegar a su límite biológico. Las presiones sobre la biodiversidad y los espacios naturales proceden de una agricultura insostenible y la  explotación de bosques cada vez a mayor escala, una fragmentación del paisaje, el vertido de productos químicos, la construcción de embalses y trasvases de agua, la caza o pesca industrial y el desplazamiento de especies, etc.

CONCLUSIONES
La contaminación es un problema del que nadie quiere responsabilizarse y que, hasta en algunos casos, no se percibe hasta cuando ya es demasiado tarde.

Debemos, como ciudadanos, mejorar la calidad de vida, comenzar a tomar conciencia sobre éste problema y todas las dificultades que encamina para el ambiente y, por ende, para la salud y bienestar humano.

La educación de la población es una herramienta básica y fundamental en cuanto a medio ambiente se refiere. Este medio es el único lugar del que cuenta el hombre para desarrollarse.

Una población conocedora de los problemas ambientales generales, y de aquellos que presentes en su territorio, será una población con capacidades potenciales de resolución de tales conflictos. Una sociedad conocedora y consciente es, entonces, la primera etapa para la recuperación ambiental y la posterior administración eficiente de los recursos naturales disponibles.

La educación poblacional, en todos los niveles, debe ser precedida y acompañada por  a constitución de organismos de protección del medio ambiente y los recursos naturales y  a profesionalización y especialización de su personal y del ya existente en las instituciones destinadas a tal fin.

Queda, por lo tanto, en manos del gobierno y de cada uno de los habitantes, la responsabilidad de encarar estos temas cada vez poniendo mayor énfasis y medios. Recordemos que este mundo es la estructura donde se alberga el ser humano y que su ambiente es único e irrecuperable. Cuidémoslo entonces, comencemos hoy mismo que, con cambios pequeños, pero con resultados que estarán a la vista.

BIBLIOGRAFÍA

Wilkipedia
Periodicohumanidad.files.wordpress.com


¡No a los desalojos!
Colaboración de José Rodrigo Gallego Arango, Arquitecto Constructor. MP0570202344

Ningún ser vivo del planeta puede sentirse bien cuando es desalojado, nuestra condición de vida y supervivencia, que va desde lo consiente hasta lo inconsciente, desde lo racional como es el caso de los “RANCHITOS” en el sector de la Iguaná en la ciudad más innovadora del mundo: “MEDELLIN”, (125 personas desalojadas, Todos vivos), hasta lo irracional como fue el desalojo por cuenta de la quebrada Taruca en el municipio de Mocoa (¡más de 500 personas desalojadas, más de 250 personas muertas!).

Se me viene un fragmento del libro EL QUIJOTE A LO PAISA. Autor: Roberto Cadavid Misas, Jorge Franco Vélez:

“... Dichosa edad y siglos dichosos aquellos, no porque el oro se consiguiera fácilmente, sino porque la vida era muy tranquila y lo que había lo partían entre todos como hermanitos. Y tampoco había que trabajar porque la comida rumbaba… “

Hoy la tenencia de la tierra, urbana o rural no es como en los “siglos dichosos”, hoy los que son desgraciados entran en permanentes disputas con el ESMAD antimotines, la fuerza pública atropellando al ser humano pobre y vulnerable que, teniendo el derecho constitucional a tener casa digna, no tiene ni siquiera un metro cuadrado de tierra o peor aún al habitante del campo, que no solo es desalojado sino que es desplazado, es una novela de terror: niños ancianos y adultos están siendo atacados para que DESALOJEN. ¡Qué horror!

Don Quijote habló de las quebradas y los ríos limpios y de los árboles bien cuidaos y de las siembras que nacían sin necesidad de arar la tierra. (…)

Hoy las quebradas no se desbordan, reclaman su cauce natural, repelen y repudian que los seres humanos las intoxiquen con basura urbana, se enojan porque les talamos los árboles que las protegen y tiramos las sobras a las cuencas para que se “avalanchen” sobre los mismos seres humanos.

Y ya las siembras, no son confiables, dicen que son cancerígenas, por los abonos químicos, nitrato, calcio, fosforo, etc., embutidos en formas granulares o atomizadas, se desproporcionan de lo natural y así las consumimos (pobre hígado), será mejor no consumir alimentos y hacer como mi amiga Pastora: ¡Tomar vitaminas y ya!

“…Dijo que no había manzanillaje, ni los jueces se dejaban sobornar, ni los empleados públicos eran chanchulleros, ni se oía hablar del serrucho, ni de la plata caliente…”

Hoy la vivienda es una mercancía financiable, como un carro o una moto o cualquier cosa, es un mecanismo de enriquecimiento de unos pocos.

“…La vivienda es un elemento central de una histórica transformación estructural de la inversión mundial y las economías del mundo industrializado que tiene profundas consecuencias para quienes necesitan una vivienda adecuada…” * y es ahí donde aparecen los serruchos, los obredecht, la corrupción rampante, el dinero sin escrúpulo.

“…Los mercados de la vivienda financiada ha causado desplazamientos y desalojos a una escala sin precedentes: en los Estados Unidos de América, en el transcurso de cinco años, se produjeron más de 13 millones de ejecuciones hipotecarias que dieron lugar al desahucio de más de 9 millones de hogares, En España, más de medio millón de ejecuciones hipotecarias entre 2008 y 2013 dieron lugar a más de 300.000 desahucios Entre 2009 y 2012 se produjeron en Hungría más de 1 millón de ejecuciones hipotecarias…”*

En nuestra geografía local, Área Metropolitana del Valle de Aburrá, en los últimos 20 años estos desalojos son concurrentes: lotes invadidos, desplazamientos forzados, incapacidad de pagos en créditos inmobiliarios, zonas de alto riesgo, sentencias judiciales, que a final de cuentas es el sistema financiero neoliberal que carcome las entrañas de los más pobres y llama la atención la nula solidaridad de la sociedad.

En este periodo de la historia nuestra, solo conozco una voz defensora, incansable que ha ganado muchas discusiones jurídicas, ha logrado suspender desalojos, siempre defensor de los más pobres, acá en nuestra geografía siempre encuentra sus sanchos panza que le ayudan en sus luchas, se trata de la ALIANZA INTERNACIONAL DE HABITANTES (www.habitants.org), que merecerá en otro escrito un recuento más profundo sobre sus representantes en Medellín.

“…Decía él, que el Cid Ruy Díaz había sido muy buen caballero; pero que no tenía que ver con el caballero de la ardiente espada, que de sólo un revés había partido por medio dos fieros y descomunales gigantes…”

*Informe de la Relatora Especial sobre una vivienda adecuada como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado y sobre el derecho de no discriminación a este respecto


NOTAS CÍVICAS

Resumen y Fotos: Comité Editorial Junta Cívica Paraje El Pinar


Puente Peatonal Santa Margarita – Olaya 2

Aspecto del nuevo puente peatonal que une los barrios Santa Margarita-Olaya 2, ubicados en la Cuenca La Iguana-Robledo, a la altura de la Estación Vallejuelos del Metro, y que hace parte de las obras complementarias del Plan Urbano Integral La Iguana.

Grupo de la tercera edad Estampas Pueblerinas

 Las personas de la tercera edad del barrio Fuente Clara, cuentan con un activo grupo dirigido por la señora Virgelina Barrera y realizan diversas actividades lúdicas, deportivas y recreativas en las instalaciones de la I.E. Camilo Mora Carrasquilla. Las puertas están abiertas para fortalecer los lazos y los beneficios a toda la comunidad.

Moradores Montes Claros (Bello)

Las 1.008 familias que habitan en la urbanización Montes Claro (La Gabriela, Bello), beneficiarias de vivienda gratuita, tomaron la iniciativa de organizarse cívicamente para defender y mejorar su territorio. Las viviendas de interés prioritario (VIP) con un promedio de 45 metros cuadrados, están organizadas en 36 bloques de apartamentos. Cada bloque tiene un administrador nombrado por los residentes y están en constante proceso de organización.

La AIH, por invitación del Colectivo de Barrios de Bello, adelantó en días pasados una asesoría en materia de impuesto predial, con el fin de que resuelvan favorablemente el problema de las altas e inconsistentes tarifas de impuesto predial y puedan reclamar apoyos para el mejoramiento integral de sus viviendas y equipamiento de la urbanización.
Casas gratuitas para población desplazada
Texto y Fotos: Boletín Isvimed
El proyecto Villa del Socorro está casi listo para su entrega 435 familias desplazadas.
A doble jornada trabaja la firma constructora Consorcio Obras Sociales Medellín, para la terminación del urbanismo y la legalización de las redes de energía, gas y acueducto del proyecto Villa del Socorro.
Las familias que habiten el proyecto tendrán la posibilidad de acondicionar una tercera habitación en los apartamentos que tienen un área de 45 metros cuadrados.
Villa del Socorro cuenta con 16 torres de seis y siete niveles. Cada piso tiene cuatro apartamentos los cuales serán entregados en obra gris.
Nota Editores: Este programa está ubicado en la Comuna 13 y ya el Isvimed realizó en abril varias jornadas con los adjudicatarios para identificación de sus apartamentos. Se espera que en el curso de los dos próximos meses se firmen las escrituras y se haga la entrega material de los mismos.
Cooperativa Confiar estrecha lazos con la Comuna 7
El pasado 19 de abril, la oficina la Cooperativa Confiar de Florida Nueva, ante un nutrido grupo de dirigentes comunales y sociales de la Comuna 7 Robledo presentó sus programas sociales de beneficio común para asociados como ahorradores e invitó a estrechar lazos de solidaridad que beneficien individual y colectivamente a las comunidades de influencia de cada organización.
La banca solidaria y cooperativa es una alternativa viable y económica, en contraste con los altos costos financieros sin fin del sector tradicional, pues los excedentes de la actividad del sector solidario se invierten con alto impacto social y de mejoramiento de los asociados y vinculados.
  
Red de Medios Comunitarios y Alternativos de la Comuna 7 Robledo





Mario Barrera expone la experiencia informativa del boletín
 de la Junta Cívica. . Foto: Junta Cívica
Bajo la coordinación y convocatoria de reconocidas y experimentadas entidades sin ánimo de lucro de la ciudad de Medellín, auspiciadas por la Secretaría de Comunicaciones, se está realizando un proceso de construcción de la red de medios comunitarios y alternativos de la Comuna 7, para consolidar la importancia de la comunicación institucional de las organizaciones sociales y comunales de Robledo.

Líderes de la Comuna 7 conversan sobre medios alternativos
 de comunicación.  Foto: Junta Cívica
Convivamos. Grampus Lab, Mi Comuna, Sumapaz, entre otras corporaciones, han animado las diversas reuniones desde finales de 2016 y este semestre de 2017, donde se construyen colectivamente los lineamientos de esta iniciativa.

Los representantes de la Junta Cívica Paraje El Pinar (Fuente Clara) y la Alianza Internacional de Habitantes Sede Medellín, están participando activamente al lado de los voceros de un grupo importante de organizaciones comunales y sociales de Robledo, mostrando las experiencias comunicativas como estímulo para que se creen comisiones de prensa, se fortalezcan los medios de comunicación existentes, se estimule la creación de los medios de prensa e información d que carece una buena parte de las organizaciones sociales, se concrete una red solidaria y se preste asesoría, con respeto a la diferencia y con criterios de autonomía y solidaridad, de modo que las comunidades tengan forma de divulgar sus realizaciones y sus problemas.